Blog

3 propuestas para organizar el contenido de tu curso virtual

A lo largo de este mes te he estado contando todo lo necesario para que pudieses gestionar como un pro tu curso virtual pero hasta hoy no había abordado qué hacer con los contenidos, cómo organizarlos y cómo presentarlos ante tus ciber alumnos :).

El contenido no lo es todo en un curso pero obviamente juega un papel muy importante según cómo lo organices. Organizar de manera incorrecta tu contenido puede llegar a cabrear mucho a tus alumnos o puede marcar la diferencia y hacer que el aprendizaje ocurra con éxito y se transfiera al puesto de trabajo en muy poco tiempo. Así que no restemos importancia a esta parte del e-learning a la hora de organizar nuestro curso online.

En las siguientes líneas quiero mostrarte 3 propuestas base para organizar el contenido de tu curso online.

Una vez las conozcas bien podrás escoger la que más se adapte a tu proyecto y a los objetivos que quieres cumplir.

3 Propuestas para organizar el contenido de tu curso online

Primera propuesta: el contenido secuencial
Contenido secuencial Quizás la versión más sencilla conocida hasta la fecha pero no por ello menos efectiva.

Se trata del contenido «tipo libro» de toda la vida: unas cosas primero y otras después.

Al organizar este tipo de contenidos nos ponemos en modo profesor transmisor de la información y generador de las pautas de aprendizaje: tiempos, lugares y forma. Es decir, decidimos cuándo, dónde y cómo van a acceder nuestros alumnos al contenido.

Una estructura clásica de organización para este tipo de contenido sería dividir todo el material del curso en lecciones y crear la misma estructura para cada lección:

  • Introducción
  • índice de los contenidos a tratar en la lección y el orden que seguirán.
  • Vídeo motivador o contenido lanzadera (cuyo objetivo es despertar el interés).
  • Bloque de contenidos teóricos a consultar (lecturas, casos, escenarios, etc.).
  • Propuesta práctica (reflexión, búsqueda en internet, consulta de enlaces, etc.).
  • Ejercicio o prueba final

Un curso en base a este sistema de organización se podría componer de varias lecciones combinadas mediante prerrequisitos: para consultar la lección dos es preciso haber realizado el ejercicio final de la lección uno con una puntuación determinada. O también se podría componer de una única lección que contiene diferentes bloques de contenido dentro de ella y actúa a modo de índice de contenidos que hay que ir recorriendo para completar al 100% el curso.

En este sistema todo sigue un orden preestablecido y el alumno tiene que consultar los materiales en el orden que le propone el profesor.

En qué casos recomiendo este sistema de organización: en cursos autoformativos que tengan una duración indeterminada. Por ejemplo en un curso que comienza en enero pero que admite matrículas durante todo el año. Ante un escenario como este en el que a cuentagotas se van incorporando alumnos y la interacción en tiempo real va a ser muy limitada, me parecería buena idea organizar los contenidos de un modo más lineal. Las ventajas de este sistema es que requiere muy poco mantenimiento y simplifica bastante la gestión del apoyo al alumnado (ya que las posibilidades de salirse fuera del «circuito oficial» se reducen bastante).

NOTA IMPORTANTE:
en mi trayectoria profesional me he cansado de ver infinidad de cursos secuenciales que limitan el paso del alumno de una página a otra cuando navegan por un contenido.

En más de 10 años que llevo en esto NUNCA he visto que este tipo de planteamiento genere algún beneficio para el aprendizaje o para el control y seguimiento de un curso online. Muy por el contrario, si he visto como ese tipo de prácticas enfurecían hasta hacer enloquecer a más de dos, tres y cuatro alumnos. Si quieres saber más sobre este punto, puedes leer este post antiguo en el que me recree en el tema :).

Segunda propuesta: el contenido divergente
Contenido divergente Organizar el contenido de este modo es ya más trabajoso y requiere de un período de planificación mayor. Exige tener un plan de trabajo preestablecido y mapas mentales muy claros sobre los diferentes itinerarios y rutas que se le van a ofrecer a cada alumno. Demanda también un sistema de evaluacón final más complejo y elaborado ya que no es suficiente con que revise los contenidos de modo lineal sinó que deberemos marcar puntos críticos y zonas que vamos a considerar fundamentales para superar el curso.

La estructura de un contenido de este tipo sería algo como:

  • Página de aterrizaje o landing del curso donde se encuentra toda la información básica sobre lo que tiene que hacer el alumno.
  • Sección de tareas en las que con una periodicidad x se van proponiendo actividades o trabajos a los alumnos.
  • Propuesta lineal de navegación que lleva a un mismo punto final pero permitiendo el paso por diferentes itinerarios a lo largo del camino.

Un contenido organizado de este modo tendría más o menos el aspecto de lo que ves en la siguiente imagen.

Divergente

En qué casos recomiendo este sistema de organización: Lo recomendaría sobre todo para entornos corporativos en los que diferentes empleados de una misma empresa pueden tener distinto bagaje de conocimientos en relación con los contenidos que se están mostrando en el curso. Por ejemplo, un trabajador con 10 años de experiencia puede no necesitar un nivel de profundización tan alto como otro que sólo lleva un año en la empresa. Así que ese contexto me parecería uno de los más adecuados para implementar este tipo de estructura organizativa y permitir así que cada empleado avanzase a su ritmo en función de los conocimientos que ya posee.

Por ejemplo, si se trata de un curso de actualización tras un cambio en la normativa de PRL, es posible que el trabajador más experimentado no necesite revisar con tanto ahínco cada uno de los temas relativos a la seguridad en su puesto de trabajo y prefiera ir directo al grano de aquello que ha cambiado. Un novato por el contrario, es posible que prefiera pasar más tiempo en las primeras unidades.

Tercera propuesta: el contenido colaborativo
Colaborativo Dentro de este modelo entrarían todos aquellos contenidos orientados al alumno y también todos los creados por los alumnos. Este sistema organizativo es de los más exigentes porque requiere que el profesorado se adapte en tiempo real a las situaciones de demanda de información o materiales. Parte de la base de que son, dentro de unos límites, los intereses de los alumnos los que irán marcando que temas van a anecesitar un desarrollo más profundo y cuáles no.

Una organización de contenido colaborativo podría corresponder al siguiente esquema:

  • Introducción
  • Lección 1: vídeo lanzadera o motivador que suscita la pregunta clave o la inquietud para el grupo.
  • Enlaces y recursos que usarán como punto de partida para construir su aprendizaje.
  • Grupos a través de los cuáles se organizan para tener charlas semanales, debates o trabajar sobre un contenido en común.
  • Wiki a través del cuál son los propios alumnos los que van creando sus recopilaciones de contenido. Con una organización semanal cada grupo va construyendo contenido a medida que el profesor propone líneas de investigación.
En qué casos recomiendo este sistema de organización: Este sistema organizativo me parece especialmente útil para todos aquellos cursos que no tienen un marcado carácter obligatorio (ya que si hay obligatoriedad puede ser más complicado que funcione). Por ejemplo para formar a médicos en una nueva terapia o un nuevo campo de actuación, un nuevo protocolo, etc. Para todos aquellos cursos de materias novedosas o punteras, esta organización podria favorecer la creación de materiales colectivos de gran valor para los asistentes al curso.

Gracias al cielo, con la creación de la vida se crearon también los colores y sus matices, de modo que no todo tiene que ser negro o blanco, puede ser de muchos tonos de gris diferentes. Por eso, te animo a que mezcles estas tres propuestas en tus cursos para exprimir lo mejor de cada una de ellas según las circunstancias.

Y si te apetece y tienes un ratito… me encantaría saber cómo organizas tú el contenido que entregas a tus alumnos virtuales.

¿Me lo cuentas en los comentarios de esta entrada?

Noa Orizales Iglesias
Desde Contidos Dixitais ayudo a otras empresas a implantar en su organización la plataforma de software libre y e-learning Chamilo. Creo en compartir más que en competir y por eso me encontrarás ayudando en lo que pueda en diferentes redes sociales.

Comentarios

2 Comentarios

  1. Ramiro A. Giraldo Escobar

    Saludos Noa

    Gracias por tus aportes, son muy valiosos…

    Responder
  2. Mercedes Ramírez Rodríguez

    Gracias por la información, se amplia la perspectiva para diseñar mis cursos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.