Blog

Estrategias para vender internamente un proyecto de e-learning

Muchos directores de organizaciones todavía tienen problemas para ver los beneficios que supone para su organización implantar una estrategia de formación online o combinada (online-presencial).

Un buen número de directores son reacios a iniciar el camino de la teleformación en sus organizaciones ya que hasta sus oídos han llegado numerosos comentarios de experiencias fallidas, fiascos corporativos, pérdida de tiempo y falta de resultados.

Quizás tu jefe sea una de estas personas.

Y es totalmente normal porque la tasa de supervivencia de proyectos de formación online mal planteados es de un año o dos como mucho; y por supuesto al fiasco formativo hay que sumar el hecho de que la mayor parte de las veces, el fracaso va aparejado a una importante pérdida económica y de tiempo.

Es normal que esto suceda cuando no ha habido una buena planificación y un correcto despliegue del proyecto de formación online.

Intentar hacer formación online sin preparación es cómo querer correr una maratón entrenando desde el sofá viendo Sálvame Deluxe.

El resultado será que pareceremos el perro fondón de este gif animado 🙂

Con la formación online pasa lo mismo.

La consecuencia: un fracaso como la copa de un pino. Un curso que no sirve para nada y un buen puñado de euros tirados a la basura.

Así que entiendo que tu jefe se muestre reticente a tirarse a la piscina de la formación online.

Por eso si tu superior no es capaz de ver todo el potencial que tú ya has visto que puede tener el e-learning si lo implementas en tu empresa, te recomiendo que te pongas cómodo y le des una lectura a la entrada que he preparado para hoy. En ella quiero compartir contigo algunas claves para conseguir vender internamente en tu empresa un proyecto de e-learning.

Pulsa para ver esta imagen

Estrategias para vender internamente un proyecto de e-learning

Elabora una hoja de ruta
Vender una idea en abstracto, aunque no es imposible, resulta bastante complicado. Por ello, para mejorar las posibilidades de que tu propuesta sea aceptada en la empresa, el primer paso es elaborar una hoja de ruta que debe recoger cuatro aspectos fundamentales:

  • Los objetivos del proyecto: determina de la manera más breve posible los tres objetivos principales del proyecto respondiendo a preguntas cómo ¿Qué queremos alcanzar con este programa? ¿Qué habilidades/competencias tendrán nuestros empleados al concluír la formación? El leit motiv de tu proyecto tiene que poder identificarse muy claramente en un sólo golpe de vista y debes poder explicarlo en menos de 2 minutos.
  • El desarrollo de la propuesta: establece un calendario ideal de ejecución, metodología que se usará en el proyecto, alcance de cada una de las fases y define el número de trabajadores que implicarás en esta formación. No te olvides de hacer también números en este paso. La dirección querrá tener una estimación del coste que supone lanzarse a un proyecto como el que vas a proponer.
  • Las métricas de control: este punto es fundamental y básico para convencer internamente a la dirección. Por mucho que tengamos sobre la mesa un proyecto ambicioso, lleno de objetivos y muy motivador, siempre será necesario contar con una propuesta que nos permita evaluar si se han conseguido o no. Establece indicadores lo más precisos posibles para demostrar ante la dirección que podrás demostrar si el proyecto ha mercido o no la pena.
  • Casos de éxito: rebusca hasta encontrar casos de éxito en otras empresas de tu mismo sector; intenta que tengan datos económicos y detalles sobre el modo en que se han implementado en las diferentes organizaciones. Ayudará muchísimo a activar areas emocionales de tu jefe por afinidad. Ver un caso semejante en el que se ha tenido éxito es, sin duda, un gran estímulo para hacer una lectura más positiva de tu propuesta.
Diseña tu equipo
Traza los perfiles de las personas que vas a necesitar en tu equipo. No te olvides de que para garantizar el éxito vas a necesitar como mínimo estos cinco :

– Coordinador del proyecto
– Autor de los contenidos
– Experto en contenidos/guionista
– Coordinador de tecnología (soporte técnico e incidencias informáticas)
– Diseñador gráfico

No es necesario que determines en esta fase qué persona con nombres y apellidos ocupará cada puesto pero definir estos perfiles ayudará al equipo de dirección a tomar una decisión más fundamentada.

Identifica a las personas clave
indaga y localiza a los «influencers» dentro de tu organización. Busca en cada departamento que estaría implicado qué personas son las que llevan la voz cantante y convócalas a que asistan a tu charla de presentación.

Contar con el apoyo y el respaldo de todos los actores implicados en esta formación es un plus para que tu propuesta sea aceptada por la empresa.

Al implicar desde el origen a todos los perfiles estás realizando una labor de creación de comunidad entorno a tu propuesta; los estarás haciendo partícipes del proyecto y eso incrementará notablemente las posibilidades de éxito de tu propuesta.

Ojo, no dejes que el CIO (director informático) y el equipo de IT lideren el proyecto; no se trata de un proyecto de tecnología exclusivamente sinó de cambio organizacional, de enfoque de la formación y las personas. Por tanto, la dirección de IT debe jugar un papel de apoyo en este tipo de propuestas y no de liderazgo haciendo que todo el proyecto esté supeditado a las herramientas informáticas que quieren manejar desde IT.

Móntate un 'elevator pitch'
Un elevator pitch no es un discurso de ventas sinó una breve exposición muy comercial que realizan los emprendedores ante sus potenciales inversores o clientes. Ha de ser un formato impactante, muy visual y con una gran orientación a mostrar los resultados o beneficios de la adquisición del producto, proyecto o servicio.

Cita a todos los influencers que has detectado en el paso anterior y haz que se unan a tu jefe en una sesión muy breve pero impactante en la que debes tratar de resumir los principales beneficios de tu propuesta, los retos que supone ponerla en marcha y la inversión necesaria para ejecutarla.

Aquí tienes un ejemplo de cómo preparar uno en 4 pasos.

Elabora una prueba piloto
no des por finalizada la sesión de presentación sin conseguir un compromiso que te permita concretar todo lo que has explicado en una demo 100% funcional de un mes de duración.

Si necesitas consejos sobre como persuadir a tu jefe y al resto del equipo, te recomiendo que le des una lectura al libro de Guy Kawasaki, «El arte de cautivar«.

Si has puesto en práctica lo comentado anteriormente, estarás mucho más cerca de poder materializar esa novedosa propuesta de formación e-learning que revolucionará el modo en que tus empleados entienen la formación tanto en sus puestos de trabajo como en su vida cotidiana.

¿Te has encontrado con algún «no» rotundo alguna vez al exponer un proyecto de e-learning para tu empresa? Comparte las razones que te dieron en los comentarios de esta entrada y ayuda a que otros estén más preparado y eviten los fallos que tú mismo ya has cometido.

Noa Orizales Iglesias
Desde Contidos Dixitais ayudo a otras empresas a implantar en su organización la plataforma de software libre y e-learning Chamilo. Creo en compartir más que en competir y por eso me encontrarás ayudando en lo que pueda en diferentes redes sociales.

Comentarios

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Consejos para vender eLearning - oJúLearning - […] Ah!, y si tu objetivo de venta está dentro de tu empresa, te dejo este completísimo post de Noa…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.